Los orígenes y el feng shui.


El feng shui es una técnica muy antigua que sus orígenes se remontan a miles de años atrás. En sus comienzos se regían por la observación del paisaje y las formas y entorno de la naturaleza, que empezaron a ser significativos en el momento de elegir un lugar para vivir.
Buscaban la protección de las montañas, la cercanía de un rio y la vegetación de los arboles y plantas para que el paisaje fuera favorable y facilitara habitar en determinados lugares.
Lo curioso es que empezó teniendo mas importancia el lugar donde enterrar a los familiares que el lugar de donde  vivían ellos, ya que existía la creencia de que la ubicación correcta de sus tumbas facilitaba la vida a sus descendientes.
De ese modo nació el feng shui del exterior y mas adelante el de los interiores, y el hombre empezó a darse cuenta de la influencia de la naturaleza en si mismo y en sus lugares para vivir. Podríamos decir que estamos conectados a la naturaleza y que ella nos influye en nosotros tanto en la energía del entorno próxima a nuestros hogares  como en su ubicación  especifica donde nos encontremos.

Si eres de las personas que quieren saber los orígenes históricos de una técnica  encontrarás datos al respecto el libro Feng Shui para el mundo editado por la Asociación de profesionales del feng shui de habla hispana. En el libro, la historia contada con precisión por Montserrat Barquero,, (uno de las autores del libro)  nos indica que el feng shui es una técnica milenaria y como tal  se ha ido transmitiendo a lo largo de los años, por lo que invariablemente ha sufrido de modificaciones y multitud de interpretaciones. Hoy en día hay muchísimas escuelas de feng shui y casi se podría decir que cada una de ellas defiende que su sistema es el autentico y verdadero, lo que irremediablemente significaría que los otros sistemas son falsos.
Se habla mucho del falso feng shui en internet.

Como podrás imaginar que es auténtico o no es muy difícil descubrir actualmente, sobre todo si nos hacemos la pregunta del significado de auténtico.
Si nos remitimos a la Wikipedia (hoy en día es un buen sistema para aclarar definiciones) nos encontramos lo siguiente:

Auténtico es un adjetivo que indica que está revestido de una autoridad suficiente, que merece que se le dé crédito solemne, certificado con autoridad pública y revestido con todas las formas.

Bien, en vista de la definición , no existe entonces en feng shui un sistema “auténtico” ya que por lo menos en habla hispana no hay una autoridad pública que lo certifique.  Pero no voy a entrar en estas controversias y definiciones y nos vamos a la definición mas “espiritual” de la palabra auténtico:

Auténtico lo definiríamos como lo que se convierte en real en tu experiencia de vida.

Así pues si el sistema que tu experimentas si para ti es real: es auténtico, y no vayamos a darle mas vueltas. Ya que si algo fuera autentico solo porque siempre  se dijo así desde la antigüedad de miles de años, todavía estaríamos pensando que la tierra es plana… no ¿?
En este blog hablaré de los sistemas que yo he aprendido  de la mano de diferentes maestros de feng shui clásico y los efectos y resultados que he experimentado en mi vida y en las vidas de mis clientes y alumnos que lo han hecho auténtico y real para mi. A partir de ahí, puedes aplicar tu mismo lo aquí expuesto y será tu propia vivencia la que dará credibilidad al sistema.  Pero lo mas importante es como trasformarás tu vida y la de tus semejantes con una visión  espiritual de tu vida a través de tu hogar.
Este blog está centrado principalmente en la brújula clásica en el feng shui, aunque también hablaremos de otros sistemas que complementan este y como combinarlos.
Nos adentraremos en profundidad en el popularmente conocido sistema de “las estrellas voladoras”.

Quiero darte una primera explicación de la energía y como esta influye en nosotros y en nuestra vida.

Dicen desde la antigüedad de los tiempos que estamos influidos por tres energías, que en feng shui se denominan las tres suertes.
Una de ellas es la energía del cielo, esta energía es la que rige todo lo invisible y crea un orden implícito en todas las cosas, esa energía si la personalizamos a tu vida, es la que determina donde naces, en qué lugar, en que familia, tus características personales   que te hacen único e irrepetible… también se cree que algunas cosas de tu vida están “escritas” y las determina esta energía o suerte del cielo…
Otra de ellas es la energía del hombre, que determina su suerte personal y con la que mediante sus decisiones y lo que le aportó la energía del cielo puede transformar su vida y su destino.
Y la tercera suerte o energía es la de la tierra, la cual puede ayudarnos y asi uniendo nuestra voluntad propia con la energía de la tierra podemos mas fácilmente transformar el destino determinado por la energía celestial si este no nos fue favorable o mantenerlo y potenciarlo si el destino nos favorece...
Esta explicación tomada de las enseñanzas del Feng shui, es como las tres energías crean tu vida y tu destino.

Bien con esta creencia es evidente el poder del feng shui que nos ayuda con la energía de la tierra y también el poder de la astrología (china en este caso) que nos ayuda a conocer lo que nos depara el destino, para así mediante estos conocimientos podamos transformar y modelar el destino según nuestra "voluntad propia", que es la energía del hombre.

Aquí vemos pues que el feng shui se convierte en una herramienta de poder.

Es importante que comprendas esto, pues la creencia básica por la que se rige el feng shui, que puede darte el poder de conseguir tus deseos y protegerte de las desgracias. Sin esa creencia el sistema no tiene ningún poder…

Más adelante seguro que volveremos a hablar de estas tres energías o suertes …

Comentamos también otro punto importante:
Los principios del feng shui.
Todo está vivo.
Todo está relacionado.
Todo cambia.

Hay unos principios que rigen el feng shui, que nos dicen que todo lo que nos rodea está vivo, está dotado de un Chi o energía vital, es decir; no solo las personas, animales o plantas están vivos, sino absolutamente todo lo está, simplemente vibra a una densidad diferente y parece estático. Las montañas, los ríos, el mar, y también todo lo construido, las casas, habitaciones, muebles, están vivos y dotados de ese mismo Chi que todo lo alimenta. No hay un lugar donde no haya Chi, está en todas partes, tanto en lo sólido como en el espacio entre lo sólido, es decir en una estancia el Chi está en los muebles y en el espacio de entre los muebles, ese Chi es el que la técnica del feng shui analiza, en el interior y en el exterior de los inmuebles.

Todo está relacionado, es decir, al existir ese Chi en todas partes tanto en lo que vemos como en el espacio entre los que vemos, es decir en lo que no vemos. Entonces todo está en relación absolutamente con todo, se comunica, influye y complementa absolutamente todo, pues no hay un lugar donde no exista el Chi.

Y el tercer principio es: todo cambia.
En este universo que conocemos (y el término conocemos no se refiere a lo absoluto sino a que es lo que vivimos como experiencia) bien, decía, en este universo en el que vivimos todo está en constante cambio, es precisamente el cambio lo que lo mantiene en movimiento.  Lo que hoy es de un modo cambiará y mañana será de otro, ese hoy y mañana durará mas o menos tiempo, pero inevitablemente va a cambiar.

Vivimos en un universo en constante cambio, donde todo está relacionado con todo y todo tiene vida. 

Y dentro de ese universo empezamos a descubrir una técnica milenaria que nos da el poder de transformarlo a nuestro antojo… interesante ¿verdad? Sí, eso es lo que ocurre cuando lo empiezas a conocer, que resulta muy interesante por eso te adentras en ello, a mí también me pasó




Comentarios

Entradas populares de este blog

Los 9 periodos

El Bagua – cielo anterior y cielo posterior

Todo está vivo...