Tu casa es como un jardín….



En esta entrada al blog vamos a introducir la idea de que tu casa es como un jardín, si el jardín que tenías no te aportaba el equilibrio de la naturaleza en primer lugar es necesario limpiar la tierra de las malas hierbas y removerla para que se nutra de nueva energía… esto es lo que hemos hecho al hacer limpieza y deshacernos de aquello que ya no deseamos tener.

Al observar tu casa, viste lo que ya no te gustaba y ahora una vez limpia, podemos introducir aquello que nos aporte equilibrio.

Una mano de pintura es la limpieza definitiva.
Siempre es bueno que las tonalidades estén en este orden:
El suelo en la tonalidad más fuerte u oscura, las paredes en tonos más claros que el suelo y el techo en blanco, esto facilita que la energía fluya de forma ascendente y se reparta mejor por toda la casa.
De forma genérica podemos pintar las paredes en una tonalidad cruda (beige claro o un blanco roto) que aportará estabilidad, y los techos en blanco darán luminosidad.

También se puede aportar color a alguna pared en concreto, en este caso es mejor conocer las energías de la casa mediante un estudio de feng shui, o también si lo deseas con un taller personalizado. En mi página web encontrarás distintas opciones.

Equilibrar la energía del hogar es algo que surgirá también cuando equilibres tu mente, aunque en ocasiones parece que es la revés… es decir que al hacer feng shui te sientes mejor y más equilibrado y estable… y esto es porque todo está relacionado… ¿recuerdas?  
la relación tuya con tu entorno, cuando estás en equilibrio facilita la armonía, la relación del entorno en equilibrio contigo alimenta la relación.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Los 9 periodos

El Bagua – cielo anterior y cielo posterior

Todo está vivo...