Contempla tu hogar

Una mirada nueva…

Vamos a empezar a  vivir este blog de una manera práctica, eso ya empezó si has hecho las pequeñas meditaciones o afirmaciones propuestas en las entradas anteriores, pero ahora vamos a dar comienzo a la práctica activa en tu casa.

Esta entrada se llama “Contempla tu hogar” y eso vamos a empezar a hacer hoy… mirar tu hogar de un modo distinto… como si fuera la primera vez que lo ves…

Empezaremos por cualquier habitación y lo primero que vamos a hacer es observarla tal y como está ahora mismo…

Si hay desorden, si nos gustaría cambiar algún mueble o el color de las paredes, no importa, ahora mismo la vamos a observar tal y como está… puedes hacer una fotografía para tener el recuerdo y poder ver con detalle más adelante, de nuevo.

Siéntate en una silla con respaldo cómodo en el centro de la habitación descruzando brazos y piernas en posición de apertura, en silencio, y cierra los ojos…
Conecta unos minutos con tu centro, con tu interior mediante algunas respiraciones suaves pero profundas, una vez sientes que estás relajado… abre los ojos…. Ahora observa… simplemente observa el entorno y procura que a cada pensamiento que asocies a un objeto lo apartes de tu mente diciéndote… No sé.
Estamos tratando de obviar cualquier asociación emocional o juicio ante los objetos de tu estancia. 

Si estás familiarizado con “un curso de milagros “este ejercicio te recordará algo de los indicados en el “curso”, nosotros vamos a aplicarlo simplemente para deshacer cualquier juicio al respecto de tu entorno en esta habitación, es el comienzo para poder ver de otra manera… pues si ya sabes cómo ver, no es posible aprender una nueva forma de mirar, por lo tanto, necesitamos como mínimo dudar de lo que estamos viendo y crear un espacio para la nueva mirada.

No necesitas hacer nada más que este ejercicio durante unos minutos un primer día… al día siguiente y durante esa semana puedes hacer limpieza de esa misma estancia tirando, regalando o vendiendo lo que no necesites (haz esa limpieza después del ejercicio) y después de la limpieza un día, vuelves a hacer el mismo ejercicio de observar y decirte no se…

Veamos algunos puntos a tener en cuenta cuando empieces la limpieza, según el feng shui:

En general hay 3 directrices y 7 preguntas que ayudan a profundizar esta manera de mirar.
Las 3 directrices son:
·     Vive con lo que te gusta.
·     Concédele prioridad a la seguridad y la comodidad.
·     Simplifica y organiza.
Las 7 preguntas son:
·     ¿Me gusta?
·     ¿Lo necesito?
·     ¿Refuerza mi forma de ser actual?
·     ¿Me sirve de afirmación ambiental en estos momentos?
·     ¿Que emociones, pensamientos y recuerdos positivos o negativos le asocio?
·     ¿Hay que repararlo?
·     Si ha llegado el momento de desprenderme de esto, ¿voy a tirarlo, regalarlo o venderlo?

Vamos a dedicar este mes a este ejercicio limpiador, contempla, aplica el “No sé” y haz espacio en tu hogar deshaciéndote de lo que no es necesario.
El punto siguiente para la preparación de este mes es el orden.

Limpia, ordena y tira. Lo más básico del feng shui. 

Imagina tu hogar como tu mente, el espacio de tu hogar existe siempre como el lugar donde todos los objetos, tanto si están en orden como si no, existen. Por lo tanto, el espacio en realidad no puede “crearse” pues el espacio “ya es”. Pero este espacio puede estar sobrecargado de objetos lo cual impide que la energía del mismo esté libre para poder manifestar armonía. 

Citando el Tao te King XVI : “Todas las cosas surgen del Vacío y regresan a Él” 
Vamos a regresar pues al Vacío para que pueda surgir lo nuevo…


Recuerda: imagina tu hogar como tu mente… y vacía tu hogar haciendo limpieza y contemplando como te indico… pues vaciarás tu mente diciéndote … no sé.

Todo este mes dedícalo a esta limpieza contemplativa, estamos iniciando el proceso de transformación que cambiará tu forma de ver…

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los 9 periodos

El Bagua – cielo anterior y cielo posterior

Todo está vivo...